Buscar en "Y Tú, ¿Qué Crees?"

Agentes de cambio en la familia (Estudio de caso)



                Camilo es un joven que nació en un hogar cristiano. Junto con sus padres y hermana han asistido a la misma iglesia durante prácticamente toda su vida. Últimamente, Camilo ha notado que su entusiasmo por las actividades de la iglesia y, en general, por las cosas de Dios, ha disminuido notablemente. Es que sus padres no se llevan muy bien con el nuevo pastor de la iglesia. Durante las comidas, Camilo y su hermana deben escuchar las muchas razones por las que la iglesia “estaba mejor” antes que llegara el hermano Próspero como pastor. La semana pasada, después de la reunión de jóvenes de la iglesia, Alberto, su mejor amigo, le preguntó qué le pasaba. Camilo le contó algo de la situación en su casa con el pastor. Camilo terminó la plática diciendo algo así: “¿Qué puedo hacer si mis papás no se llevan con el pastor?” “Como hijo, debo apoyarlos, aunque estén equivocados. La verdad es que el pastor tiene la culpa por su manera de ser. Cualquiera se molestaría con él”.
                Leonardo es un joven cristiano de la misma iglesia. Su papá no es cristiano, y su mamá sí lo es, pero ella no se congrega por temor a lo que dirá su esposo. Leonardo es uno de los músicos de la iglesia. Además  asiste a un grupo de discipulado y es el primero en llegar a la clase de la Escuela Dominical. Este domingo pasado, su maestro le preguntó: “Leonardo, te admiro por tu puntualidad e interés en estudiar la Biblia. ¿Cómo haces para que tu papá te dé permiso de venir a tantas actividades de la iglesia? Me imagino que debe ser un conflicto constante”. Leonardo respondió: “La verdad es que debo hacer todos mis deberes con tiempo para que ellos me den permiso de venir. Por ejemplo, los domingos es el día que me levanto más temprano para poder limpiar el patio de mi casa y que mi papá me deje venir temprano a la Escuela Dominical. Honestamente, creo que este sacrificio vale la pena; no solo por venir a la iglesia, sino porque quiero que mi papá llegue a entender que ser cristiano, lejos de hacerme un vago e irresponsable, me ha convertido en una mejor persona. Así él se va a acercar a Dios”.
                ¿Cuál de los dos jóvenes crees que está tomando una actitud adecuada? Mientras Camilo se deja arrastrar por valores y actitudes equivocadas en el seno de su familia, Leonardo está decidido a seguir adelante, a pesar de la oposición de su padre e incluso, procurando activamente la transformación de su familia. 1 Timoteo 4:12 enseña que, en lugar de dejar que lo menosprecien por su juventud, el buen cristiano debe tomar la iniciativa y ser un ejemplo para los creyentes en áreas de conducta. En otras palabras, en lugar de esconderse detrás de excusas como la inexperiencia o la falta de autoridad en la familia, el creyente debe ser un agente de bendición de parte del Señor para el resto de su familia.

¿Cómo crees que se aplicaría 1 Timoteo 4:12 a Camilo? Trata de ser específico


Menciona algunas cosas específicas que hace Leonardo y que cumplen el principio del versículo mencionado.


Trata de pensar en una situación de tu familia que no está de acuerdo con lo que el Señor desea. Trata de hacer una lista de 4 cosas que puedes hacer para ser un agente de bendición de parte de Dios.


Termina con una oración de gratitud a Dios por tu familia e intercediendo por cada uno, de manera específica. 

No hay comentarios:

Comparte un comentario en Facebook

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...