Buscar en "Y Tú, ¿Qué Crees?"

Conformidad o rebeldía... Un equilibrio necesario


          ¿Sabías que el 90% de los fumadores se inician en el vicio motivados por amigos o medios de comunicación? ¡Qué fuerte presión ejerce el mundo sobre nuestras decisiones! Con razón, sólo en EUA, se gastaron en 1980, 120 millardos de dólares en publicidad.
Es que, es innegable que día a día nos vemos enfrentados por toda clase de reglamentos, convencionalismos y autoridades que nos piden o nos exigen que nos comportemos de cierta manera en determinadas circunstancias. Sin embargo, otras voces nos piden que seamos nosotros mismos y que nos rebelemos en contra de lo establecido. Ante estas dos actitudes, ¿qué debemos hacer? ¿Seremos sumisos y conformistas o rebeldes y sediciosos? ¿Habrá otra alternativa? Examina los siguientes hechos.

1.  La conformidad: ventajas y desventajas
La palabra “Conformidad” se define como la tendencia de los individuos a formar opiniones y a actuar de acuerdo con las actitudes, normas y valores vigentes. A la vez, son las estructuras y procesos que empujan al individuo a adoptar las creencias y prácticas de la mayoría. Con esta definición en mente, debemos aceptar que todos nosotros experimentamos cierto grado de conformidad a reglas establecidas. No existe aquella persona absolutamente libre de reglamentos formales o informales.
Ahora bien, existen varios niveles de “normas” a los cuales se nos pide conformarnos. Como se verá, el nivel de compromiso y obligación varía de acuerdo a cada nivel y a cada persona:

  • Ø  Primer nivel: Amplias normas sociales que se deben cumplir para ser parte de una comunidad. Por ejemplo, cumplir con las diversas leyes del país, pagar impuestos, respetar la propiedad privada, etc.
  • Ø  Segundo nivel: Normas de la comunidad. Ejemplo: presentar documentación en la garita de control de acceso, pagar al vigilante de la colonia, hacer cola ordenadamente para comprar o pagar algo, etc.
  • Ø  Tercer nivel: Normas de grupos específicos: En el trabajo (se exige puntualidad, estándar de calidad como trabajador, etc.); entre amigos (se exige lealtad, se acepta el uso de cierto lenguaje coloquial, etc.); entre colegas (se respeta la ética profesional).
  • Ø  Cuarto nivel: Normas familiares: A qué hora es aceptable llegar a casa, qué tipo de películas se debe ver, cómo se toman las decisiones, etc.
è VENTAJAS DE LA CONFORMIDAD:
o   Nos da una sensación de pertenencia y seguridad a un grupo. 
o   Facilita la interacción con otras personas, ya que tenemos terrenos comunes de conformidad, una obediencia común, etc.
o   Nos permite juzgar y evaluar el comportamiento nuestro y de los demás.  Se identifica más fácilmente un comportamiento socialmente indeseable.
o   Nos permite actuar con naturalidad, ya que podemos anticipar las reacciones de los demás, ya que así reaccionaríamos nosotros.  ¡Necesitamos un poco de conformidad!

è  DESVENTAJAS (Del exceso):
o   Impide la expresión individual de cada uno
o   Tiende a juzgar mal un comportamiento, sólo porque es diferente; no porque es incorrecto en sí.
o   Se pierde la creatividad en el trabajo y en la vida diaria.
o   Se pierde la emoción de lo inesperado en la vida.
o   Nos puede volver predecibles, aburridos y conformistas.
o   Se puede seguir rutas moralmente incorrectas, sólo porque cierta conducta es una norma del grupo:  ej:  las maras, los nazis, el saqueo público.

2. La rebeldía: ventajas y desventajas.
          Nuevamente acudimos al diccionario y encontramos que el rebelde es una persona que “se subleva, faltando a la obediencia debida. Alguien que opone resistencia con tenacidad”. Como puede verse, la palabra tiene connotaciones mayormente negativas. Por ejemplo, es verdad que la naturaleza pecaminosa de los seres humanos es rebelde a la voluntad de Dios, porque no tiene la capacidad de sujetarse a su Soberanía (Rom. 8:7-8). Sin embargo, también existe un aspecto positivo en la rebeldía: la sublevación en contra de nuestros amos naturales: el pecado, el sistema pecaminoso y Satanás.
          è VENTAJAS DE LA REBELDÍA:
o   En el mundo de hoy, es lo que está de moda.
o   Se asocia muy de cerca con la libertad para hacer nuestros deseos.
o   Permite la expresión de ideas y el fortalecimiento de una filosofía personal de vida, en lugar de simplemente repetir los valores de otros.

è DESVENTAJAS:
o   Se cae con facilidad en la ilegalidad y uno se expone a castigos.
o   Llevada al extremo, uno puede llegar a ser antisocial y ser excluido del grupo.
o   Generalmente, no se consideran las consecuencias negativas que conlleva.
o   Fácilmente, uno se puede ver enfrentado con la voluntad de Dios.

3.  LA ALTERNATIVA:  UN BALANCE ENTRE conformidad y rebeldía
Por supuesto, cierto grado de conformidad es necesario para interactuar con otros y ser acogido por los diferentes grupos con los que nos relacionamos. De otra manera, terminaríamos siendo auténticos antisociales. En sí, la rebeldía contra la voluntad de Dios es pecado.
A pesar de ello, la Escritura, no solo permite la crítica sana, sino que la alienta. Es necesario, entonces, que tengamos la capacidad para ser rebeldes bajo ciertas circunstancias y contextos. Considérese lo siguiente:
1.    Es necesario que cada uno reconozca sus propios valores, costumbres, gustos y metas, ya que ello es parte de la individualidad.
2.    Se debe reconocer el derecho de los demás a pensar diferente. Alguien dijo:  “Si en una organización, dos personas piensan igual, una sobra”.
3.    Si tiene un problema qué resolver en su trabajo, ¡es hora de ser rebelde! Busque nuevas e innovadoras maneras de resolverlo.
4.    Ante la injusticia, el delito y la maldad:  ¡es hora de ser rebelde!  No acepte que esas cosas sucedan en su vida, ni en su hogar. Denuncie, busque los espacios y las alternativas que permitan el regreso de la justicia y el castigo de lo malo. Por ejemplo, si en tu centro de trabajo alguien pisotea tus derechos, no busques una simple venganza que agrandará el problema. Aprovecha las alternativas de denuncia, habla con las personas adecuadas y permite que el sistema funcione a favor de la justicia. Claro, si ese sistema no arregla las injusticias, será hora de ser rebeldes y hacer un cambio de esa “Matrix”.
5.    Ante los malos valores sociales: ¡es hora de ser rebelde! Busque lo que el ético y correcto; aunque vaya en contra de la mayoría. Por ejemplo, si todos copian en los exámenes, pon en acción tu rebeldía y haz el compromiso de obtener tus propias calificaciones, para la gloria de Dios.
6.    Grandes hombres de bien para la humanidad fueron rebeldes ante el error, la ignorancia y el atraso:  Galileo, Edison, los hermanos Wright,
7.    El mayor rebelde de todos fue Jesucristo, quien se negó a dejar a la humanidad en la situación de pecado y miseria y dio su vida por nosotros.
8.    Cristo mostró el balance perfecto:
  • Se conformó a la humanidad, siendo uno de nosotros en todo, pero sin pecado (Jn. 1:14; Heb. 4:15).
  • Permaneció en rebeldía permanente contra el pecado y la corrupción; contra el error, la “autocomplacencia” y la soberbia (Mt. 20:25-28).
  • Cristo vino porque desea que nosotros vivamos como él; que vivamos una vida abundante (Jn. 10:10), conformes sólo a su carácter santo (Rom. 8:29).  ¿Serás tú lo suficientemente rebelde y valiente como para ajustarte al estilo de vida del Hijo de Dios?  ¡Que así sea! Amén.

No hay comentarios:

Comparte un comentario en Facebook

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...